Protección Cuenca de los Ríos: FUNDETROP acompaña la comunidad de Los Limones, Las Placetas y su preocupación por la posible instalación de una Presa Hidroeléctrica que se construiría en el Cauce del río Jagua y Bao.

La nostalgia y la melancolía se apoderó de un grupo de ambientalistas y jóvenes de la comunidad al escuchar el hermoso sonido del río Jagua a su paso por la comunidad; se escuchó decir con voz suave y triste a un joven, “pensar que, de realizarse la obra, no volvería a escucharse”.

Santiago de los Caballeros: La Fundación Ecológica Tropical (FUNDETROP) viajó a la Comunidad de Los Limones en el Distrito Municipal, Las Placetas, en el Municipio de SAJOMA para conocer la preocupación sobre la instalación de una Presa hidroeléctrica que pretende construir el gobierno en el Cauce del Rio Jagua.

 En el recorrido realizado por la institución junto a jóvenes de la comunidad, se pudo observar al menos 3 tractores y palas junto a técnicos y funcionarios de la Empresa EGEHI, Constructora Andrade Gutiérrez y personal de la Junta Distrital de las Placetas realizando trabajo en el cauce y las proximidades del rio Jagua.

Al preguntarle a uno de los técnicos, sobre la obra dijo que, la construccion de la presa hidroeléctrica había estado parada por impase en las negociaciones, sin embargo, en la actualidad se encuentran avanzada y están haciendo las renegociaciones para que una empresa brasileña inicie la construcción de la obra para producir energía eléctrica.

Los ingenieros no descartan la utilización de túneles para desviar parte del caudal del río Bao para abastecer la hidroeléctrica, que desde que inicien los trabajos de construccion en 4 o 5 años estaría lista de acuerdo con el personal que trabaja en la obra, lo cuales están avanzando debido a reuniones de grupos de trabajo que duran hasta 12 horas.

Durante el recorrido se pudo ver trabajo abandonado de la época anteriores, y la denuncia de la comunidad que para lograr el apoyo de la comunidad le han mejorado el servicio eléctrico, y gran parte de la población creen que no vale pena luchar, pues, no se le tomado en cuenta para la obtención de licencia.  Sin embargo, un técnico EGEHI afirmó que aún no tienen los permisos ambientales.

La Fundación Ecológica Tropical se opone a esta y otras construcciones que obstruyan el cauce natural de los ríos, sobre todo, sino se realizan con la aprobación de la comunidad y la transparencia en los estudios ambientales como sucede con esta obra que utilizar las aguas de ríos como el Jagua y el Bao.

La nostalgia y la melancolía se apoderó del grupo de ambientalistas y jóvenes de la comunidad al escuchar el hermoso sonido del río a su paso por la comunidad; se escuchó decir con voz suave y triste a un joven, “pensar que, de realizarse la obra, no volvería a escucharse”.

La institución ambientalista entiende que las presas son enemigas de los ríos y desde que se construyen obra de este tipo provocan la disminución del caudal lo que poco a poco va culminando con la vida de estos ecosistemas. Agregan que este tipo de obra debe construirse próximo a la desembocadura de los ríos, en lugares donde no afecta los ecosistemas de montaña; además, en el caso de la República Dominicana se puede aprovechar la energía eólica y solar y no comprometer estos espacios que son tan importante mantenerlo los más silvestre posible.

Según el personal, aún no saben cuántos megavatios de energía producirá la obra, ni cuando iniciaría, dijo que la obra la tendrá la empresa brasileña Andrade Gutiérrez desde que tengan todos los estudios y permiso necesario para iniciar.

FUNDETROP espera que el gobierno pueda evaluar los costos beneficios de esta obra y cambiarlo por un proyecto eólico y de esta manera apoyar los campesinos con proyectos agroforestales y de turismo rural llevándole paz y tranquilidad a la comunidad.