Fundación Ecológica Tropical ve con gran preocupación el silencio estatal detrás de los problemas ambientales que afectan la República Dominicana.

horno
Un horno para la producción de carbón, esta actividad destruye nuestro bosques

La Fundación Ecológica Tropical (FUNDETROP) demanda acciones firmes del gobierno central y otras instituciones, el establecimiento de políticas públicas ambientales que permitan encaminar el país hacia un futuro sostenible y que pueda garantizar agua y alimentación a las futuras generaciones.

República Dominicana. – Con el nuevo gobierno la institución albergaba la esperanza de un cambio en el comportamiento gubernamental en la visión del uso de los recursos naturales, tomando en consideración la política ambiental nacional, y en especial, la participación de las comunidades. Sin embargo, se observa la continuidad de un régimen consumista que ha fracasado y nos llevará a la profundización de los problemas ambientales, que con el paso de los años se convertirá en crisis de agua, alimentaria, económica, mayores problemas de salud que los actuales por COVID -19, y alcanzando profundas turbulencias políticas y sociales en dimensiones inimaginables.

Con el gobierno actual, la violación a la Constitución y a las leyes ha continuado el mismo camino, el gobierno no ha presentado un plan a corto, mediano y largo plazo en materia medioambiental, lo que permite inferir que no existe un compromiso gubernamental con la sostenibilidad, y esto genera preocupación en la Fundación Ecológica Tropical (FUNDETROP).

En el día mundial del medio ambiente los profesionales y ambientalistas que forman parte de esta organización recuerdan al gobierno y sus funcionarios lo que ellos saben, pero que, aun así, siguen actuando para satisfacer necesidades de grupos que no toman en cuenta la dinámica cambiante y a la que obliga la crisis ambiental que se aproxima.

Desde FUNDETROP se solicitan acciones firmes para acabar con la depredación desmedida de los ecosistemas nacionales, acabar con la tala indiscriminada de árboles, respeto por las áreas protegidas, acabar con la destrucción de los ríos, con la minería y megaminería que atenta con la reserva de agua del país.

Apuntan que actualmente se vive en medio de dos emergencias la del COVID y la ambiental, la primera afecta de forma inmediata, pero la segunda es letal a mediano y largo plazo, por lo que esperan iniciativas conjuntas que puedan revertir el mal que atenta contra la existencia de la humanidad.

Los principales problemas

Silencio de la Justicia en materia ambiental

A pesar de las denuncias y sometimientos a los tribunales, son muy pocas las investigaciones que se realizan desde la procuraduría general de la República Dominicana. Se realizan reuniones, pero estos apuestan al olvido y al cansancio de las organizaciones que para enfrentar estos males lo hacen con los escasos recursos propios de sus integrantes; solo basta recordar lo ocurrido en el río Mao, donde el exdirector regional de agricultura destruyó varios kilómetros de la ribera del río Mao, fue sometido por varias organizaciones, pero al día de hoy la procuraduría no ha dicho nada, al parecer la procuraduría de medio ambiente no existe, no ejecuta planes, no da seguimiento a las denuncias, al igual que otras instituciones del gobierno central y los ayuntamientos que se hacen cómplices.

Escasas iniciativas del Ministerio de Medio Ambiente

En el Ministerio de Medio Ambiente se ven en pocas o en ningunas iniciativas que permitan visualizar el llamado cambio, al contrario, hay denuncias de las oficinas provinciales que desde la sede central existen mafias que otorga los permisos sin la previa autorización de las oficinas provinciales y municipales y hasta el mismo ministro ha reconocido la existencia de esas mafias, pero no hay iniciativas para enfrentarlos, no hay sometimiento a los tribunales, solo se queda en denuncia y no se utiliza el poder que otorga la Carta Magna y la Ley para actuar, de esta manera se promueve la destrucción de los ríos y la amenaza de las áreas protegidas.

Política de ordenamiento territorial

Desde hace casi una década FUNDETROP ha planteado la necesidad de una política de ordenamiento territorial que evite el uso inadecuado del territorio como existe en la actualidad. Solo basta con mirar la provincia Espaillat, Constanza, Jarabacoa y el intento de la Barrick y Falcondo para determinar la necesidad de establecer reglas claras para el desarrollo nacional. En el caso  de la provincia Espaillat, las mejores tierras del país se han tomado para urbanizar zonas que deben ser agrícola y en alguna zona de la provincia como Juan López, hasta la minería se fomenta; así en Jarabacoa, el turismo de montaña y construcción de casas de veraneo compromete a futuro la captación de agua, lo mismo que en Constanza donde la agricultura y la petroquímica compromete la principal área protegida y con esto a Valle Nuevo,  la principal zona de captación de agua del país.

En un esquema similar, se encuentran las demás regiones del país, con un desorden que permite actividades contrarias a la vocación territorial, tales como: agricultura y ganadería en plena montaña, minería en ríos y megaminería en zona de captación de agua y agrícola, asentamientos humanos en los espacios de los ríos y áreas protegidas, a pesar de todo esto, en el congreso no se ven señales de conocer y mucho menos aprobar la importante Ley de Ordenamiento Territorial.

Expansión mega minera y construcción de presa de cola

Los intentos de la empresa megaminera Barrick Gold por ampliar sus operaciones y construir una presa de cola en una de las áreas más importantes para captación de agua lo que comprometería el preciado líquido. Los proyectos mineros son el vivo ejemplo, que los mecanismos de los espejitos por oro solo han cambiado el método, pero el robo y el saqueo es el mismo; sólo cuando no quede agua y el aire sea tóxico nos daremos cuenta de que la riqueza de la tierra no son los minerales, sino la gran producción de alimento que con la sostenibilidad esta puede garantizar, estamos a tiempo para actuar y revertir el daño.

Ganadería y agricultura primitiva o rudimentaria

Los espacios destinados para la agricultura se están utilizando para la expansión urbana, mientras que la agricultura y la ganadería se están expandiendo hacia las montañas con métodos rudimentarios, provocando la disminución de los bosques y con esto generando un cambio en el ciclo del agua que provoca la escasez del líquido vital en su estado dulce. A esto se agrega un fenómeno que hemos observado en la última década, que consiste en la compra de terreno sin la debida fiscalización del gobierno (no pagan impuestos) con actividades que dañan el medio ambiente, atentan contras las áreas protegidas, fomentan el monocultivo, en áreas que son vitales para la biodiversidad, producción de agua, aire y hábitat para las especies silvestres.

 Práctica sospechosa para someter proyecto.

Se introducen proyectos sin el debido procedimiento de la licencia social que debe entregarla el pueblo. En este caso, se ha observado el proyecto de una Hidroeléctrica en la comunidad Los Limones, distrito municipal Las placetas, en el municipio de SAJOMA, o las mismas empresas mineras que aun encontrando la oposición de las comunidades terminan instalándose.

Proliferación de plástico y contaminación industrial

El tema del plástico parece que está dormido, en los últimos meses ha pasado de moda, pero el problema sigue y en mayor dimensión, pues la virtualidad ha provocado mayor producción y uso de este, poco a poco se va apoderando de espacios, dañando especies y contaminando nuestras aguas.

Se necesita una política nacional del plástico, para incentivar iniciativas que promueven una producción y uso responsable de este producto, que, si bien es una necesidad, puede ser sustituida por otros productos más amigables al medio ambiente y en el caso de la utilización estimular la disposición de forma correcta.

Contaminación y disminución de la cantidad de agua potable.

A la vez que aumenta la demanda de agua potable, se observa una disminución del líquido y contaminación de los principales ríos que en las últimas décadas han visto disminuir sus caudales por prácticas que ya se han mencionado anteriormente.

Con iniciativa en la parte alta de las cuentas se podría disminuir el impacto que están teniendo las actividades humanas en nuestros principales ríos, además de controlar la agricultura y la ganadería, hay que fomentar la construcción de plantas de tratamientos de aguas residuales, que resulta del proceso desordenado de urbanización e industrialización en las grandes y pequeñas ciudades.

 

Propuesta

La pandemia del COVID -19 nos da la oportunidad de reformular la idea de desarrollo que se tiene, en lo adelante, lo local debe jugar un papel preponderante para competir en la aldea global, desde FUNDETROP creemos en un gobierno con capacidad para aprovechar los recursos naturales a partir de iniciativas de innovación social y el emprendimiento.

República Dominicana puede reorientar la idea de desarrollo, a través de cooperativas campesinas, el turismo interno, con visitas estimuladas por el mismo gobierno; aprovechar los recursos internos con necesidades internas y aprovechar espacios maravillosos que existen en toda la geografía nacional, y con esto, crear una economía fuerte con menor dependencia del mercado internacional y mayor fortaleza de las iniciativas comunitarias.

A medida que se ha ido fomentando el turismo de playa, se ha ido fomentando la desigualdad, la dependencia en un empleo de poca calidad que a pena alcanza para recuperar la energía de los trabajadores y con esto amenazando áreas estratégicas del país. En cambio, las empresas comunitarias generan mayor cohesión social y compromiso ciudadano con el país y el medio ambiente.

En el caso de la energía, este país tiene un gran potencial para la energía eólica y solar y se pueden desarrollar proyectos cooperativos entre empresarios y los ciudadanos que permita aprovechar estos y otros recursos que favorecen a la nación. Así mismo, se pueden construir hidroeléctricas, pero que no comprometan el curso natural de los ríos.

En cuanto a la producción agrícola, para garantizar la alimentación nacional y estimular la exportación, se debe apostar al fomento de la agroforestería (Café, Cacao, Mango, Macadamia, entre otros) y la planificación estratégica de los cultivos de ciclo corto, así como la delimitación del territorio agrícola nacional que está siendo afectado por el crecimiento urbano desordenado.

Los ríos pueden convertirse en una fuente inagotable de recursos, si en su dirección se fomenta un desarrollo amigable de utilidad sostenible, que dé vida a la pesca, al turismo y a una vida sana en un entorno saludable, no podemos dejar de pensar que paulatinamente hemos ido dejando de escuchar el mágico sonido de nuestros principales ríos.

En FUNDETROP creemos en el renacer como país, creemos en el nacimiento de un ciudadano sostenible y, presidente, usted tiene la oportunidad de reorganizar y plantear nuevas iniciativas que nos permitan organizar un país con capacidad para sostener la presente y futuras generaciones.